¿Lorem Ipsum?

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor
SUSCRÍBETE

6 trucos para gestionar la ansiedad al leer un libro

No sé si te pasa, pero desde hace unos años, la sola idea de empezar un nuevo libro, me genera ansiedad y rechazo. Y tardo bastante en pasar de un libro a otro.

A falta de una definición oficial o mejor, para mí, esto es el temor a enfrentarme a un nuevo libro del que no sé nada, por las emociones que pueda llegar a generar en mi y a cómo me van a afectar.

Desde que tengo uso de memoria, siempre ha habido un libro entre mis manos. La temática era lo de menos, pero yo necesitaba leer; devorar, más bien. Cuando en el cole nos mandaban leer solo algunas partes del Quijote o del Cid, yo me los leía enteros; si a una amiga le pedían que se leyera Los pilares de la tierra e hiciera un resumen, me lo leía yo por ella; iba a casa de mis amigos y lo primero que miraba (y miro) era la estantería de los libros. Me leía la trilogía de Millenium en tres días, a día por libro.

No sé en qué momento sucedió, no sé cuándo pasé de necesitar leer a temerlo; ha sido algo progresivo, se ha ido mimetizando con el estrés de la vida diaria y, poco a poco, se ha ido cerrando sobre mí, hasta llegar a la ansiedad.

He hablado con gente a la que le pasa lo mismo que a mí, he buscado en internet, pero no encuentro el término exacto ni la causa, y, aunque pueda llegar a imaginarla (bloqueo ante la falta de tiempo, preocupaciones, responsabilidades, pérdida de libertad personal tras la maternidad), me encantaría conocer el momento exacto, la circunstancia exacta que hizo que mi vida lectora cambiara para siempre. Porque yo me calmaba la ansiedad leyendo, los problemas, cualquier cosa que me afectara; me metía en mi mundo con mis libros y era feliz, ¿por qué ya no?

Aunque le doy vueltas constantemente, me faltan recursos y conocimiento para llegar yo misma a la causa de esta ansiedad, aunque me hago una idea; así que, mientras, me busco la vida para solucionarlo o, al menos, ponerle un parche a un problema que me hace sentir menos yo. Y como llevo con esto muchos años, os voy a contar mis trucos y algunos libros que he leído y son “seguros”.

6 trucos para no tener tanta ansiedad

  1. Si me dicen que es un libro precioso, y me lo dicen como con sentimiento, ahí no es. Me pasa igual con las películas, el adjetivo “precioso” implica un nivel de drama y emociones que no soy capaz de gestionar, ni me apetece.
  2. Me guío por recomendaciones y/o reseñas. Sigo a muchos bookstagramers y editoriales para estar al día y ver qué libros podría leer sin que me diera mucha ansiedad. Gracias a las reseñas y a las opiniones se hacen cribados bastante fiables. Por ejemplo, “El enigma de la habitación 622”, de Joël Dicker. Es muy entretenido y no hay grandes emociones ni sorpresas.
  3. Autores que ya conozco. Y que sé que no me van a dar sorpresas. Hace años, me encantaba Camilla Lackberg, pero a partir de un libro se me quedó tan mal cuerpo que no he sido capaz de volver a leerla, la sola idea de hacerlo ya me genera ansiedad. Sin embargo, Donna Leon es una escritora mucho más “light” y “llevadera”.
  4. Sagas que ya he leído mil veces: cuando necesito leer pero no puedo implicarme con una novela, leo Agatha Christie. Cada año, le doy un repaso a todos sus libros, y los disfruto como la primera vez.
  5. Buscar comedias y feel good. Esto me ha salvado en muchos casos, buscando el tipo de novela que, aunque pueda hablar de sentimientos, no me los transfiere a mí, o no de una forma que me deje tocada. En este sentido, me encantaron La sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey (Mary Ann Shaffer) y La vida desnuda (Mónica Carrillo).
  6. Libros que no sean muy gruesos. Antes me leía auténticos tochos en tiempo récord, y ahora puedo tardar un mes en acabarme un libro. Eso me agobia también, así que busco libros que no sean muy extensos, para no frustrarme antes de empezar. “Las incorrectas”, de Paloma Bravo, es un libro sencillo y ligero con el que muchas nos podemos sentir identificadas y, aunque tiene emociones, son muy llevaderas.

Si te pasa como a mí y pensar en abrir un nuevo libro te da ansiedad, ¡cuéntamelo! Siempre está bien saber que una no está sola, y además estaré encantada de conocer tus trucos y aplicarlos.

RAQUEL-RODRIGO-PLUMA

¿Quieres suscribirte?

Prometo no ser pesada y contarte solo cosas interesantes
SUSCRÍBETE

Últimas entradas

RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
Categorías
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA

Últimas entradas

RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
Categorías
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
arriba

¿Quieres estar informado de las últimas novedades del sector editorial?

× ¿Cómo puedo ayudarte?