¿Lorem Ipsum?

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor
SUSCRÍBETE

Mi primer año como emprendedora

Si algo he aprendido en este último año como emprendedora es que sola no puedo, que el concepto de equipo ha cambiado pero sigue siendo el mismo, que juntos es mejor, que sola siempre será sola.

Hoy hace un año que dejé de ser la administradora única de una empresa familiar y pasé a ser Raquel Rodrigo, autónoma y responsable única de mi vida y de mi negocio.

Y buf, la de cosas que han pasado este año, la de errores que he cometido y la de aprendizajes que he adquirido.

Mi padre siempre me ha dicho que no me convierta en la mujer orquesta, pero yo no era capaz de dar con la manera de no hacerlo, y cargaba con todo. Partía de la idea de que no podía invertir en delegar porque no tenía dinero, entre otras muchas creencias limitantes (gracias, Diana, por toda tu sabiduría). ERROR.


Hacer ese esfuerzo económico para poder contratar a Loren (@loren_photography), por ejemplo, me hizo tener unas fotos preciosas que me hicieron verme con otros ojos, unos más amables que los míos.

Decidir dar el paso de abrir dos webs, con la inversión que eso conlleva, fue la mejor decisión, y fue posible gracias a Raúl y Adriana, de Livire. Han hecho las webs que había en mi cabeza, y mejoradas; se han adaptado a mis tiempos caóticos, se han implicado en mi idea y han aportado las suyas… Hemos hecho un gran trabajo.

Aceptar que debía buscar a alguien que me ayudara en mi emprendimiento, a rebotar ideas y organizarlas, como Verónica, de Veralidad Studio, que, con sus mentorías para diseñadores, me hizo empezar a ver claro mi nuevo yo y a separarme del anterior, con el vértigo que eso me daba.

Comprar el libro de Esther, de @mis30horas, y apuntarme a su grupo de plan de contenidos me ha hecho tener mis redes en orden, ella me da los temas, yo los desarrollo, me ayuda a salir del embudo cuando me meto y me devuelve al foco.

¡Tengo un equipo! Y ahora que veo todo lo que he avanzado, entiendo por qué no lo hacía antes, por qué nada me salía bien: porque estaba sola.

Gracias a invertir en ellos, en su conocimiento, me he ahorrado mucho tiempo y estrés, y dinero, la verdad; mucho tiempo y dinero que había perdido intentando adquirir unos conocimientos que se alejan de lo mío, de mi objetivo, de mi vocación.

Cada uno somos expertos en lo nuestro, y claro que “bah, eso me lo hago yo”, pero siempre es mejor y mucho más productivo que tú te focalices en lo tuyo, y dejes a los demás especialistas lo suyo.

Hoy hace un año que empecé a ser yo misma, con muuucho miedo y muuuuchas dudas (a mi pobre Estefi la traigo frita, y los podcasts con Lau me dan la vida), pero pedí ayuda (bueno, socorro). Y ahora, echo la vista atrás y me siento muy orgullosa de mi camino recorrido, de mis errores, sin los que no hubiera habido aciertos, y espero con ganas todo lo que vendrá.

El 1 de abril siempre será especial para mí.

RAQUEL-RODRIGO-PLUMA

¿Quieres suscribirte?

Prometo no ser pesada y contarte solo cosas interesantes
SUSCRÍBETE

Últimas entradas

RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
Categorías
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA

Últimas entradas

RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
Categorías
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
arriba

¿Quieres estar informado de las últimas novedades del sector editorial?

× ¿Cómo puedo ayudarte?