¿Lorem Ipsum?

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor
SUSCRÍBETE

20 de junio: Yellow Day o el día más feliz del año

Aunque está claro que no vas a ser más o menos feliz porque te lo diga una fórmula inventada, nunca vienen mal excusas para celebrar y ser feliz, así que, si eres de los míos, sigue leyendo y te cuento por qué hoy es el Yellow Day.

La fórmula del Yellow Day

En 2005, el psicólogo británico Cliff Arnall se puso creativo para una campaña publicitaria y estableció el día más triste del año (Blue Monday) el tercer lunes de enero y, para compensar, buscó también el más feliz, que no todo van a ser penas.

Así que, junto a un grupo de psicólogos y meteorólogos, ideó una ecuación en la que sumando estar al aire libre con la conexión con la naturaleza por el tiempo de socialización, más los recuerdos positivos de la infancia, dividido entre la temperatura media cálida más las ansiadas vacaciones… ¡tachán! Dio como resultado el 20 de junio. No me preguntes, yo soy de letras, pero te dejo la fórmula aquí para que saques tus propias conclusiones: O + (N xS) + Cpm / T + He.

El Yellow Day en detalle

Pero así, para entendernos, los motivos para definir el Yellow Day se pueden resumir en cinco puntos:

  • Temperatura perfecta: el 20 de junio estamos todavía en una temperatura media, en la que el calor aún no es asfixiante (aunque esto sería discutible). La temperatura en junio ronda los 21 grados, que, según los expertos, es la que mejor nos sienta.
  • Hay más horas de luz: el 20 de junio tiene 14 horas de luz, ahí es nada. Hay mucha gente que en invierno está de peor humor, le cuesta más levantarse… Cuando los días comienzan a hacerse más largos, aumentan las horas de luz solar y nuestro estado de ánimo mejora.
  • ¡Vacaciones! Llegados a junio, cada vez las vemos más cerca y nos enfocamos en ellas como objetivo, lo que nos da sensación de motivación por estar en la recta final.
  • La paga extra: esto solo se da en algunos casos, pero no me negaréis que es un aliciente maravilloso.
  • La jornada continua: en la mayoría de las empresas, a partir de junio se implanta el horario de verano, se sale antes de trabajar y las tardes son para disfrutar, piscina, terraceo…

Resumiendo: mejor temperatura, más horas de luz, la perspectiva de las merecidas vacaciones… un mix perfecto (no juzgues) para establecer el 20 de junio como el día más feliz del año.

Consejos para practicar el ser feliz

Que esto del estado de ánimo es subjetivo es algo que todos sabemos, y el Yellow Day no deja de ser una campaña publicitaria, pero yo soy muy happy flower y siempre busco sentirme feliz, así que aquí tienes algunos de mis trucos para equilibrarme cuando las cosas se tuercen o para levantarme el ánimo:

  • Relativiza: nos preocupamos, de media, tres mil millones de veces al día (es un estudio mío privado usándome de conejillo de indias). Y la mayoría de las veces son cosas tontas, que no van a pasar o que, si pasan, no suelen ser taaaaan terribles. Relativiza y mira las cosas en perspectiva. Preocuparse es ocuparse dos veces.
  • Para ti, la razón; para mí, la calma: hace años di con esta frase que me cambió la vida. ¿Qué necesidad tengo yo de que pienses como yo, o de hacerte ver tu error, aunque me afecte directamente? He comprobado que, cuando me he empeñado en estas cosas, he salido escaldada y más dolida a largo plazo que cuando decido que tus creencias son tuyas, y no es cosa mía dejarme la piel en intentar que las cambies. Así que elijo muy bien mis batallas, mi energía positiva vale mucho más.
  • Todo tiene su lado bueno: que sí, que vivo en mi mundo de piruleta, pero es real. Las cosas siempre pueden ser peor, y aunque si eres nuevo en el positivismo esto te va a costar horrores y te va a parecer una tontería, llega un momento en el que lo interiorizas y todo cobra sentido.
  • Da gracias: siempre, por todo, lo bueno y lo malo. A la vida, a Dios, al universo… la creencia la pones tú, pero sentirse agradecido por lo que uno tiene es la mejor ruta hacia la auténtica felicidad.
  • Busca la belleza en los demás y en las cosas: reflejamos lo que somos. Si estamos siempre buscando el error, el fallo, el lado negativo… igual es porque hay algo en nuestro interior que no nos gusta o no está bien. Prueba a empezar el proceso desde fuera: enfócate en lo bueno de los demás, te aseguro que se nota un peso enooorme salir del pecho.
  • Piensa bien y acertarás: normalmente, los malentendidos se dan por desconocimiento, por pensar mal. Volviendo a lo anterior, reflejamos en la otra persona nuestras propias creencias, y nos condicionan a la hora de juzgar. Si implementas esta forma de pensar, verás como aciertas más veces de las que fallas.

Como te decía, estos son mis trucos, y yo decido “creer” en el Yellow Day porque todo lo que sea felicidad me interesa, ¿me cuentas tus trucos?

RAQUEL-RODRIGO-PLUMA

¿Quieres suscribirte?

Prometo no ser pesada y contarte solo cosas interesantes
SUSCRÍBETE

Últimas entradas

RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
Categorías
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA

Últimas entradas

RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
Categorías
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
RAQUEL-RODRIGO-PLUMA
arriba

¿Quieres estar informado de las últimas novedades del sector editorial?

× ¿Cómo puedo ayudarte?